Pasión por la decoración.

Cuando amueblamos un despacho en casa, o una habitación para estudiar, tenemos que tener muy claro lo que necesitamos, si somos de los que lo tenemos todo digitalizado o en papel, si necesitamos una superficie de trabajo… En cualquier caso, uno de los muebles que no suele faltar en una estancia dedicada a este fin es una librería o estantería para colocar todas nuestras cosas. Dependiendo del volumen de cosas que tengamos para poner en la estantería elegiremos un modelo u otro, pero sin duda el que os sugerimos hoy es ideal para casas no muy amplias, o estancias con menos metros cuadrados, ya que es muy ligera visualmente.

Estantería Tau

Pese a su ligereza es ideal para colocar en ella libros de consulta o grandes archivadores porque el espacio entre sus baldas es muy amplio. Además, es un modelo muy completo porque cuenta con dos puertas en cuyo interior esconde dos baldas para poder tener el salón siempre recogido y a salvo del polvo.

¿Qué os parecen este tipo de librerías?

Los muebles auxiliares son sin duda los mejores alilados para amueblar las diferentes estancias de nuestra casa. No ocupan demasiado, se pueden trasladar a otra habitación en caso que sea necesario y suelen tener varios usos. Si hay un mueble por excelencia entre los auxiliares es la clásica mesita de reducidas dimensiones que nunca suele faltar en un salón. Las mesas auxiliares son perfectas para colocar junto al sofá, con la idea de colocar en su sobre una lámpara de sobremesa para conseguir una fuente de luz ambiental, ideal para los momentos de ralajación, viendo la televisión, leyendo, o compartiendo momentos con familia y amigos.

Mesa auxiliar Carved in the Stone

El mundo de la decoración y el mobiliario sigue en constante evolución y nunca deja de sorprendernos, como lo han hecho estas dos mesas auxiliares que os sugerimos en el post de hoy. Ambas pertenecen a la colección Classic de Caracole, la nueva línea de Keen Replicas. La primera de ellas, tiene un diseño ciudado que nos transporta a la Grecia más clásica, consiguiendo con ello dar un toque de sofisticación al lugar en el que lo coloquemos.

Mesa auxiliar Catch a Wave

Por su parte, la segunda pieza que os mostramos os va a dejar sin palabras, gracias al espectacular diseño de su pie, simulando ondas talladas en color dorado. Un detalle que unido a su sobre de cristal hace que esta mesa sea la candidata ideal de un salón en el que predominen las líneas de vanguardia.

El salón es el epicentro de las reuniones familiares y con amigos, es el lugar elegido para desconectar al llegar a casa, donde disfrutamos de nuestras películas y series de televisión favoritas… Por ello, es fundamental tenerlo cuidado, excoger los muebles que más se ajusten a nuestras necesidades, los colores que más nos gusten. En este sentido, una de las piezas que no debe faltar en nigún salón, en la medida d elo posible, es una mesa de centro.

En este caso hemos elegido una mesa de centro cuadrada de cristal oscuro, con blada inferior, ideal para dejar todas nuestras revistas, libros, y para poder colocar una caja con los mandos de los diferentes aparatos electrónicos. Esta mesa, con las patas doradas, se convertirá en la protagonista de todas las miradas y conseguirá crear un ambiente muy chic. Pese a parecer demasiado formar, quedará perfecto en salones , por vanguardista que sea.
¿Qué os parece esta mesa de centro?

Si sois amantes del estilo nórdico en el mundo de la decoración, seguro que esta pieza que os sugerimos hoy os va a encantar. Se trata de un pie de cama con el asiento en color blanco y las patas en tono haya, ideal para dar un toque personal a nuestro dormitorio. Este mueble es perfecto si queremos conservar en perfecto estado nuestro colchón, ya que con él evitaremos sentarnos en los bordes de la cama y con ello que esta se deforme.

 

Pie de cama Calgary

Lo normal es colocar esta pieza a los pies de nuestra cama, siempre y cuando tengamos espacio suficiente para pasar de un lado a otro. En caso contrario, también podríamos colocar este pie de cama en un lateral de la habitación, debajo de la ventana donde lo podremos decorar con unos cojines, para hacerlo más confortable, y que nos sirva también para leer.

Por si fuera poco, y gracias a su estilo nórdico, podremos sacarlo al salón cuando tenemos más invitados de los esperados para ganar asientos extra. ¡Seguro que no se imaginan que es un pie de cama!

SUBIR